Conferencias virtuales e híbridas, un modelo sostenible e inclusivo.

Todos hemos asistido a conferencias, hemos volado, conducido, dormido en hoteles, y vuelto a casa. Lo que no imaginábamos era el cambio social que iba a provocar la crisis del Covid-19 en nuestra manera de interactuar y generar sinergias profesionales. Haciendo un feedback en el tiempo, según un estudio elaborado por la Universidad de Cornell en Estados Unidos (https://www.nature.com/articles/s41467-021-27251-2) a nivel global en 2017 más de 1.500 millones de personas de 180 países alrededor del mundo asistieron a eventos empresariales. Inclusive, y en relación a este artículo, el número de convenciones a las que van más de 50 personas se dobla cada 10 años, y el mercado de la organización de estos eventos crece a un ritmo del 11,2% por década. 

Un hombre parado en el escenario detrás de un podio dando una presentación en un evento (Fuente: Unsplash)

En España, según el Informe Ejecutivo 2019 sobre Medición del Turismo de Reuniones en las ciudades asociadas al Spain Convention Bureau, en 2019 el número de reuniones (Congresos, Jornadas y Convenciones) fue de 29.603, un 14,7% más que el año anterior, mientras que los asistentes a reuniones lograron alcanzar los 4.791.982, un 11,4% superior a 2018. Pero, ¿y si a este dato le sumamos que el mayor número de reuniones se celebraron en ciudades de más de un millón de habitantes, concretamente un 35,5%?

Teniendo a mano esta información podemos imaginar lo que ha supuesto en nuestro planeta esta parálisis circulatoria y de tránsito de personas provocada por la pandemia. Las investigaciones científicas del Observatorio de la Sostenibilidad avalan que en 2020 las emisiones de gases de efecto invernadero bajaron un 17,9%, garantizándose que una de las causas de esta disminución fue la celebración online de reuniones y congresos. Acorde a los cálculos de los autores del estudio de la Universidad de Cornell, la huella de carbono por asistente de estos eventos alcanza hasta 3000 kg de CO2, y que las reuniones online tienen una huella de carbono de un 94% menor que las presenciales. 

El profesor Fengqi You afirma que: “las convenciones generan un montón de carbono, consumen mucha energía, implican el uso de una gran cantidad de papel, requieren que se sirvan enormes cantidades de comida (da lugar a la generación de residuos). Por su parte, las conferencias online solo precisan de energía y equipamiento, que, aunque generan carbono también, lo hacen en mucha menor cantidad que la actividad presencial”. Con miras al futuro, un modelo híbrido reduciría esa huella de carbono en un 67%, quedando claro que es la alternativa más efectiva dentro del sector, eliminando la organización de eventos cien por cien presencial. 

Aquí se demuestra el modo híbrido de una conferencia, donde los participantes virtuales se conectan a través de tecnologías de videoconferencia con los participantes en persona que viajan a los centros. Las líneas amarillas indican el camino virtual y las líneas verdes indican el camino en persona para acercarse al centro (Fuente: Yanqiu Tao, Debbie Steckel, Jiří Jaromír Klemeš & Fengqi You (2021): Trend towards virtual and hybrid conferences may be an effective climate change mitigation strategy).

Quién nos iba a decir que íbamos a normalizar una tecnología de vanguardia como lo eran las videoconferencias hace unos años. Según una encuesta de Eurostat, el 78% de los españoles usó las videollamadas durante la pandemia, frente a un 33% en 2018 y un 55% en el 2019. Una tendencia no solo exclusiva en España, sino que en otros estados de la Unión Europea fue similar. Para NFON las videoconferencias seguirán en nuestras vidas y en nuestras empresas ya que reducen en costes, eliminan los gastos por viajes y el tiempo perdido por traslados. Acentúa también que su porvenir va mucho más allá, puesto que las compañías de servicios del sector están investigando, desarrollando y mejorando este tipo de servicio de comunicación, esperándose un gran avance con la incorporación de tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada o los hologramas.

Sin ir más lejos, LinkedIn va a lanzar este mes una herramienta para celebrar eventos virtuales en directo al estilo Clubhouse en el que los usuarios interactuarán entre sí. La finalidad para Jake Poses, responsable del producto, es “simplificar la forma de organizar mesas redondas virtuales o charlas privadas”, con una aplicación que estará dirigida específicamente a personas que ya están utilizando LinkedIn para conectarse con audiencias más amplias. 

Según apunta el creador, las citas virtuales han crecido un 150% en el último año y los asistentes a los organizados por LinkedIn Live lo han hecho un 231% en el mismo periodo. 

¿Nos encontramos conquistando un territorio fértil e inclusivo con alto potencial de crecimiento? ¿Qué pensarían nuestras abuelas o bisabuelos al saber que podemos ofrecer valor o aprender de cualquier persona que vive en un lugar inhóspito, única y exclusivamente teniendo como medio físico una pantalla digital? 

Te escribo en el siguiente post. 

Laura Gil Álvarez, 

Fundadora & CEO de Eventidis.com 

Categorías

© 2022 eventidis.com Todos los derechos reservados